top of page

VIOLENCIA OBSTÉTRICA: UNA REALIDAD QUE ATRAVIESAN LAS MUJERES Y PERSONAS GESTANTES



¿Te imaginas estar en el hospital a punto de dar a luz y que tu doctor o doctora empiece a decirte que te calles o que no es para tanto?


La violencia obstétrica se define como una forma específica de violencia ejercida por profesionales de la salud (predominantemente médicos y personal de enfermería) hacia las mujeres embarazadas, en labor de parto o durante el periodo de tiempo que dura la recuperación completa del aparato reproductor después del parto, que suele durar entre cinco y seis semanas.


Es una violencia silenciosa y pocas los hablan, por esta razón cuatro mujeres brillantes, poderosas y chingonas se unieron para escribir este libro: Mercedes Llamas Palomar (criminóloga y especialista en derechos humanos), Berenice Reyes Beltrán (mamífera y educadora perinatal), Anna González Ruiz (psicóloga y especialista en derechos humanos) y Nadia Choreño Rodríguez (feminista y abogada).


Y seas mamá o no, en algún momento acompañarás a alguien que está gestando vida, así que esta es una lectura imperdible.


Si nunca habías oído hablar del término, aquí te pongo algunos ejemplos sobre la violencia obstétrica:

  • Limitan tus expresiones de dolor al momento del parto, con expresiones como: “¡cállate!”, “no es para tanto”.

  • Te amenazan por expresar tu dolor o por pedir lo que en ese momento requieres para tener bienestar.

  • Existen burlas o comentarios irónicos en cualquier etapa de la gestación o al momento del parto: “¿a poco así te quejabas cuando lo estabas haciendo?”

  • Que en un hospital se le niegue la atención a una mujer o persona gestante que esté a punto de parir.

  • Cesáreas innecesarias o programadas acorde a la agenda del médico tratante.

  • Manipulación psicológica para la toma de decisiones por parte del personal de salud, para orientar a su conveniencia el criterio de la madre o persona gestante, y bajo la amenaza que la madre es responsable de la vida de su hije.

  • El ligamiento de las trompas sin autorización expresa de la mujer o persona gestante.


Y por si aún no te has convencido de leer esta joya de libro, aquí te dejo 3 razones para que te decidas ya:


  1. Entender qué es la violencia obstétrica, pues es una violencia de género que experimentan las mujeres y personas gestantes para conocer cuáles son los derechos que se tienen cuando se está gestando vida y evitar que los mismos sean transgredidos.

  2. Poder cuestionar los métodos, prácticas y alcances utilizados por el personal de salud en el seguimiento del embarazo, durante el parto y en el postparto.

  3. Conocer los testimonios reales recolectados por las autoras, que permiten que hagamos visible la violencia obstétrica desde un lugar genuino, real y honesto, donde podremos encontrar diferentes contextos y circunstancias para entender que esto le puede suceder a cualquiera, y sobre todo para reconocerlo y evitarlo.


¡Leer nos hace conscientes de realidades ajenas, que en cualquier momento pudieran ser propias!


Commenti


bottom of page